Iglesia Presbiteriana Bíblica

Iglesia Presbiteriana Bíblica

Misión:
Somos una Iglesia Reformada, Calvinista y Ortodoxa en le interpretación de las Sagradas Escrituras. Nuestra Iglesia ha sido instituida por dios para servir y transformar las vidas con el poder del Evangelio de nuestro Señor Jesucristo.

Visión:
Nuestro trabajo es llevar el evangelio de Cristo a toda criatura, estableciendo y plantando Iglesias Bíblicas con doctrina sólida y fiel. Nuestra labor es formar una hermandad de creyentes de fe reformada, bíblica que alaben y glorifiquen a Dios. Son hombre y mujeres que se esfuerzan en: Evangelizar, edificar a los fieles, defender la Fe bíblica y equipar a los discípulos para plantar nuevas Iglesias comunicando las buenas nuevas de Salvación. Usamos todos los medios posibles a nuestro alcance.

¿Por qué Presbiteriana?
Presbiteriana, debe su nombre a la forma o tipo particular de gobierno que la dirige, es decir, es gobernada por medio de “Presbíteros”, palabra tomada de la lengua griega, en el cual se escribió el Nuevo Testamento y significa “Ancianos”. Este término fue usado por la Iglesia Neo-Testamentaria, se refiere primeramente a una persona con madurez de edad y en segundo término implica el desempeño de una función espiritual (madurez espiritual) mediante el cual, la persona será capaz de gobernar, aconsejar y dirigir una iglesia.

De este modo la Iglesia del Nuevo Testamento siguió las pautas marcadas en el Antiguo Testamento, particularmente dentro del pueblo de Israel, en lo que a dirigir y aconsejar al pueblo se refiere. Israel elegía “Ancianos” para formar un Consejo o Parlamento el cual asesoraba tanto a los gobernantes o reyes en función, como también al pueblo mismo.

Loa “Ancianos” al ser electos por el pueblo, marcaron en la historia los primeros hitos de la Democracia. De este modo eran los representantes del pueblo. De la misma manera hoy en nuestra iglesia los “Ancianos” ejercen una función representativa de la congregación.

¿Por qué Bíblica?
Nuestra Iglesia no solamente es Presbiteriana sino también Bíblica, ya que nuestra Fe está centrada únicamente en la Palabra de Dios, esta posición es defensora de la Fe, somos fundamentalistas con una posición reformada y calvinista. Nuestros símbolos doctrinales son: La confesión de Fe, los Catecismos Mayor y Menor, estos tres documentos preparados por la asamblea de Westminster y junto con ellos, deben considerarse la forma de gobierno, orden de culto de la Iglesia reformada (liturgia).

Por lo tanto, la forma Presbiteriana de gobierno eclesiástico, se basa en el gobierno de la participación de los presbíteros o ancianos de la Iglesia y se componen de forma ascendente de graduación regular de la siguiente forma: (1) Sus miembros, (2) sus oficiales, (3)sus cortes o cuerpos y (4) sus órdenes.

El ISOLOGO de nuestra Institución es “la llama ardiente sobre la Zarza”

Iglesia Presbiteriana Bíblica

Iglesia Presbiteriana Bíblica

Declaración de Fe:

a. La inspiración Divina y Plenaria de las Sagradas Escrituras en los idiomas originales: su consecuente inerrabilidad o infabilidad y como Palabra de Dios, su autoridad única y final en la Fe y en la práctica de norma de vida.
b. En el Dios Trino: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
c. La deidad eterna, esencial y absoluta, así como la real propia e inmaculada humanidad de nuestro Señor Jesucristo.
d. Su nacimiento de la Virgen María.
e. Su muerte expiatoria y substitucional, puesto que dio su vida en rescate por muchos.
f. F. Su resurrección de entre los muertos con el mismo cuerpo en que fue crucificado; en la segunda venida de este mismo Jesús en poder y gloria.
g. En la Salvación como resultado de la regeneración por el Espíritu Santo y la Palabra de Dios, no por obras, sino por gracia, por medio de la Fe.
h. La eterna felicidad de los salvados y el eterno sufrimiento de los perdidos.
i. La unidad verdadera en Cristo, de todos los redimidos por su sangre preciosa derramada en la cruz del calvario.
j. En la necesidad de mantenerse en la pureza de la Iglesia apostólica, tanto en la Fe, como en la norma de vida y práctica religiosa.
k. Aceptamos también el Credo Apostólico como una afirmación de la Fe verdadera.
l. Aceptamos la declaración de Fe y los Catecismos Mayor y Menor de la Asamblea de Westminster.

“Por la Palabra de Dios y el Testimonio de Jesucristo” Apocalipsis 1:9.